"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

sábado, 17 de junio de 2017

Comportamientos - egoísmo?, ... aprendiendo a ver a los demás ...

"Un egoísta es aquel sujeto que se empeña en hablar de si mismo cuando tu te estás muriendo de ganas de hablarle de tí."
Jean Cocteau  - escritor, pintor, coreógrafo (1889-1963)

Ver únicamente nuestro propio interés, hacer caso a cumplir con nuestros deseos, centrarnos en obtener aquello que nos interesa, saltando por encima de obstáculos, es un comportamiento egoísta, la clave para desprendernos de ese egoísmo que sólo nos deja vernos a nosotros mismos para comenzar a ver y considerar a los demás es evitar olvidarnos de esa distancia con la que debemos mirar para poder ser objetivos.

Por definición el egoísmo es ese comportamiento, esa característica que hace que alguien sólo vea y priorice sus propios intereses sin tomar en cuenta las opiniones o necesidades ajenas, y aunque muchas veces es difusa la línea que separa el pretender preservar lo que nos permita alcanzar las metas de los proyectos de vida que nos tracemos, asegurándonos cubrir nuestras propias necesidades, es diferente a ese exagerado amor por nosotros mismos, opuesto a la generosidad con la que deberíamos conducirnos en la vida si pretendemos ser buenas personas.




Generalmente quienes son egoístas difícilmente lo reconozcan y en el transcurrir de la vida lo común es que variemos nuestra posición según las circunstancias a las que nos enfrentamos, una veces seremos extremadamente egoístas sin preocuparnos ni considerar más que a nosotros mismos y los fines que perseguimos, y en otras ocasiones nos comportaremos de una manera más abierta hacia quienes nos rodean.

Sin embargo es importante saber que como en cualquier situación encontrar el equilibrio es fundamental. Debemos tener claro que cuidar de nosotros y cubrir y satisfacer nuestras necesidades y deseos es importante, ya que si estamos bien podremos hacer bien por los demás, pero sin olvidar que algunas veces deberemos resignar ese pretendido egoísmo o excesivo amor hacia nosotros para lo cual tendremos que aprender a decidir en cada momento siendo honestos sobre lo que realmente nos hará felices.

En resumen no somos islas, no somos el centro, el egoísmo es una característica natural que tiene que ver con un principio de supervivencia,  estamos insertos en una sociedad con la que interactuamos, ser o no egoístas es una cuestión de perspectiva que si manejamos correctamente logrará que podamos evitar transitar por un solitario camino de difícil retorno que nos aísla, ser quienes queremos ser, sin invadir ni perjudicar las posibilidades propias y de los demás.

"El único egoísmo aceptable es el de procurar que todos estén bien para estar uno mejor."
Jacinto Benavente - dramaturgo español (1866-1954)

1 comentario:

  1. Sin duda el egoísmo es una enfermedad de la sociedad.Saludos Irene.

    ResponderEliminar