"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

viernes, 7 de julio de 2017

Estados de ánimo - lluvia y dias grises, ... como nos impactan?

"No tiene sentido ir en dirección contraria a tu estado de ánimo."
Margaret Mazzantini - escritora y actriz italiana contemporánea

Cada uno vive las mismas situaciones de diferente forma, y -aún una misma persona-, vive de distinta manera las mismas circunstancias según la realidad del momento en que las está viviendo y como eso impacta en su sensibilidad y emociones.
Así los días grises, con lluvia, a algunos le dan felicidad y otros se deprimen, los primeros sienten que esa lluvia que cae es agua que se lleva sus penas y sana heridas, mientras los segundos sólo ven como sus pérdidas se acrecientan y duelen aún más. Para algunos es acercarse a los buenos recuerdos, mientras otros sólo sienten aumentar una sensación de soledad.
Desde ayer llueve en mi ciudad, de forma continúa, los días son de un gris intenso y recordé el relato sobre 'El aplastamiento de las gotas', del libro ‘Historias de Cronopios y famas’ de Julio Cortázar que aquí les dejo.




"Yo no sé, mira, es terrible cómo llueve. Llueve todo el tiempo, afuera tupido y gris, aquí contra el balcón con goterones cuajados y duros, que hacen plaf y se aplastan como bofetadas uno detrás de otro, qué hastío. Ahora aparece una gotita en lo alto del marco de la ventana; se queda temblequeando contra el cielo que la triza en mil brillos apagados, va creciendo y se tambalea, ya va a caer y no se cae, todavía no se cae. Está prendida con todas las uñas, no quiere caerse y se la ve que se agarra con los dientes, mientras le crece la barriga; ya es una gotaza que cuelga majestuosa, y de pronto zup, ahí va, plaf, deshecha, nada, una viscosidad en el mármol.
Pero las hay que se suicidan y se entregan enseguida, brotan en el marco y ahí mismo se tiran; me parece ver la vibración del salto, sus piernitas desprendiéndose y el grito que las emborracha en esa nada del caer y aniquilarse. Tristes gotas, redondas inocentes gotas. Adiós gotas. Adiós."
… …
Sin duda el estado de ánimo tiene que ver con una base de estructura propia del individuo y se ve influído por múltiples motivos que lo condicionan positiva o negativamente, variando según ello, siendo el texto de Cortázar perfecto para reflexionar.
La vida proporciona alegrías y tristezas, éxitos y derrotas, logros y frustraciones, en cualquier caso es bueno ser consciente de nuestras emociones, lo importante es encontrar la forma para aceptar lo que nos sucede, riendo cuando estamos alegres, llorando cuando estamos tristes, sin obligarnos,  permitiéndonos ser honestos con nosotros mismos.
"En el desarrollo de un acto expresivo, la emoción opera como un imán que atrae el material apropiado, porque tiene una afinidad emocionalmente experimentada por el estado de ánimo que está en marcha."
John Dewey - filósofo, pedagogo y sicólogo estadounidense (1859-1952)